blog,  Organización

10 pasos para ordenar tu armario

Actualmente much@s nos hemos vuelto acumuladores cuando hablamos de ropa, y es que, en esta sociedad tan consumista a algun@s nos tocó pecar de acumuladores o consumidores de ropa, que no está mal, pero al menos puede ser innecesario y te aseguro que los armarios lo sufren.

Mucha de la ropa que tenemos en nuestro armario esta ahí desde hace años, la cual no utilizamos, ni recordamos y lo peor, ya ni entramos en ella, como el suéter de hace 6 años, que aun conservas porque fue el que te había tejido la abuela (así este roto o no te quede).

Pero alguna vez te has preguntado ¿Toda la ropa que tengo me hace feliz? O ¿realmente necesito tanto?

Bueno, en vez de preguntártelo empecemos con la ardua tarea de arreglar nuestro armario, comprobemos si toda la ropa y zapatos que tenemos realmente nos llenan.

A continuación, te daré una serie de pasos que deberás ir siguiendo para limpiar y ordenar tu armario.

Así que… ¡manos a la obra!

Como organizar el closet

 

  1. Saca la ropa y los zapatos de tu armario y cajones

Para poder hacer la limpieza y depuración de nuestro armario debemos de sacar todos los zapatos y la ropa, te recomiendo sacar absolutamente toda y la coloques en la cama o sobre alguna alfombra. Si decides hacerlo por cada cajón te será más complicado terminar o visualizar todas las prendas.

  1. Divide la ropa y zapatos en categorías

 

Ya que tenemos todo a la vista, comenzaremos a separarlas por categorías, es decir, ropa deportiva, pijamas, ropa formal, ropa casual, ropa interior, zapatos de tacón, botas, flats, tenis casuales, tenis o zapatos deportivos, etc.…

 

  1. Cada categoría en dos secciones

De las categorías anteriores determina que prendas ya no te sirve o no te gustan y sepáralas de las que aun usas o quieres conservar.

  1. La ropa y zapatos que no te guste mételos en una bolsa

Agrega la ropa que te desagrada en una bolsa y sepárala ya sea, para donar o para deshacerte de ella.

  1. ¿Te hace feliz?

De las prendas que te restaron, toma cada una de las prendas y tomate un tiempo para preguntarte si esa prenda te hace feliz, si la respuesta es sí, ponla en una esquina y si es no, colócala en otra esquina.

  1. La ropa que ya no te hace feliz colócala en una bolsa

Colócala en una bolsa y posteriormente pon está en el lugar donde colocaste la que ya no querías.

  1. Divide el resto de la ropa y zapatos por estaciones

Las prendas que colocaste como las que te hacen feliz comienza a dividirla por estaciones (verano, otoño, invierno y primavera), y después de tener cada estación separa las estaciones otoño e invierno de las de primavera y verano. Ahora dependiendo de la estación en la que te encuentres separa las otras dos, te recomiendo que las prendas de la estación en la que no estás la coloques en otra bolsa o en cajas y resérvala para cuando estés en esa estación (puede ser en el sótano o ático). Obviamente aquí exceptuamos la ropa interior, esa siempre la utilizamos.

  1. Haz limpieza de tus muebles

Ahora toca limpiar los muebles en los que colocas tus zapatos y tu ropa, puedes agregar algunos aromatizantes y algunos ganchos decorados.

  1. Organiza tu ropa y zapatos

Es hora de organizar la ropa, enrolla todas las prendas que irán en cajones, siempre que ordenes la ropa de manera separada será mejor que si la ordenas sobrepuesta, puesto que tendrás una mejor visión de cada prenda y estará más organizado. Las prendas que van colgadas puedes colocarlas por categorías, es decir, blusas, pantalones, faldas, vestidos, sacos, suéteres, chamarras, etc.

En el caso de los zapatos, los más grandes como las botas colócalas al fondo, posteriormente los tacones u zapatos y al inicio los tenis o, al contrario, dependiendo de lo que utilices con más frecuencia.

Procura arreglar todo de tal forma que los colores claros queden al inicio y los mas obscuros hasta el final

  1. El destino del resto de la ropa

Para la ropa que separaste vuelve a sacarla y esta vez separa la ropa que ya no sirva o está rota, devuelve esa a la bolsa. El resto colócalo en otra bolsa y te recomiendo que pienses en regalarla o donarla. Te sentirás bien al tener menos ropa y estarás ayudando a alguien con el resto de la ropa que ya no necesitas.

Si ahora te preguntas ¿por qué te estas quedando con muchísimo menos ropa, si toda la que sacaste no estaba en mal estado? la respuesta es simple. Nosotros estamos aquí para ser felices, no tiene caso conservar ropa que no cumple con ese principio ya que no la utilizaremos, puede ser que a alguien esa prenda que tu ya no utilizarás la hace feliz, estarás haciendo algo bueno por alguien y créeme el karma siempre te devuelve todo

Espero que estos pasos te sirvan y estés lista para la renovación.

Nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »