blog,  Estilo de vida,  Productividad

Productividad para principiantes

Muchas veces te he hablado de hábitos y consejos para ser una persona muy productiva o cuales son las situaciones que te benefician cuando quieres incluir la productividad en tu vida.

Pero revisando todos los posts que se han publicado en este blog me he dado cuenta de que ni de chiste te he mencionado como inicié.

En este post te contare un poco de mi trayectoria en este mundo productivo y dos claves que me ayudaron a iniciar y medir mi progreso.

Pero antes, si estás leyendo este artículo es porque seguramente deseas iniciar una vida productiva y aunque haz visto los hábitos y algunos métodos, aun no sabes cómo hacerlo. Así que como toda buena maestra(ok no), comenzaré explicándote lo que es la productividad personal.

Productividad personal

Bueno, como puedes imaginarte, la productividad es un término de ingeniería, enfocado a la industria. Normalmente se mide a través de indicadores.

Sin embargo, si lo trasladamos a un ámbito más personal, la podemos definir como la cantidad de trabajo bien invertido(útil) que una persona tiene la capacidad de sacar en cierto periodo de tiempo.

Debo comentarte que existen situaciones que pueden afectar tu productividad.

Tenemos que revisar que tan pesada puede ser las tareas que nos asignan o nos autoasignamos. Ya que en algunas ocasiones el tiempo que invertimos de igual manera en dos situaciones puede traer como consecuencia diferente tipo de desgaste. Por ejemplo, no es lo mismo lavar los trastes que reparar una rueda a tu bicicleta.

Que tan concentrados estamos. En ciertas ocasiones podemos estar concentrados, pero factores externos pueden interferir, como el ruido.

También interviene que tan cansados estamos para realizar algunas tareas, no es lo mismo tu desgaste el lunes(después de descansar el fin de semana) que el jueves.

Descansar es vital para tener una vida productiva
Descansar es vital para tener una vida productiva

Es importante tomar en cuenta estos factores para encontrar nuestro equilibrio y nuestra mejor manera de trabajo.

Bueno, ya quedo mas o menos esta parte, ahora pasamos a dos técnicas que me funcionaron cuando era principiante.

Técnicas que te ayudarán a dejar de ser un principiante en la productividad personal.

Lleva un registro de tus hábitos.

Muchas veces queremos cambiar nuestra vida y ser super productivos, lo cual esta muy bien. Pero recuerda que todo debe de hacerse de manera moderada y constante.

En mi experiencia me ha funcionado el ver que voy progresando y cuánto tiempo llevo haciéndolo, el mirar los cambios en mi cuerpo o entorno gracias a esos hábitos me resulta muy gratificante.

Por otra parte, es lindo terminar tu mes o tu semana con algo nuevo y mirar que días fallaste, cual de todos los hábitos los cumpliste al 100%

Esta fue de las cosas más indispensables para que yo pudiera iniciar un estilo de vida productivo.

Te recomiendo que lo pongas en práctica porque considero importante llevar un registro de nuestro progreso, tanto para motivarnos, como para calcular el tiempo en que tardamos en hacer automáticamente las cosas.

Como ya sabes, todos somos únicos y aprendemos a nuestro ritmo, aunque se tenga la idea de que tardamos solo 21 días. Yo te propongo que tu te midas y des el último veredicto.

Es importante llevar un registro de las actividades que deseas implementar, puesto que esto te permite tener un control de tu progreso

Solo hoy

Esta es la segunda clave y personalmente la que determinó mi estilo de vida actual. Muchas veces no logramos nuestros objetivos porque creemos que es mucho trabajo y mucho tiempo.

Creo que es algo normal en la mayoría de los seres humanos. Vivimos pensando en que es mucho y en las excusas para hacer algo, pero años después pensamos en el hubiera.

En mi caso, siempre quise intentar ser productiva y encontrar la manera de que el tiempo me alcanzara para todo, sin embargo, este error lo cometí en ocasiones. Efectivamente hoy existen cosas que me hubiese gustado empezarlas antes, pero pues sin arrepentimiento.

Cuando decidí hacer las cosas solo por hoy, mi situación cambió. Y esa es la clave, haz las cosas solo por hoy.

Si pensamos en que solo un día tenemos que hacer las actividades todo resulta más sencillo y es más simple día con día. Cuando comienzas de esta manera lo haces de forma sencilla y ligera. Esto te permite seguir y un día te das cuenta de que ya no requieres de un control para hacer tus actividades.

Por otro lado, cuando sigues esta línea comienzas a ver resultados en tu ánimo, en tu cuerpo y energía.

Si solo por hoy hicieras ejercicio, ese día te sentirías mejor. Pero ¿que tal si ese solo por hoy dura un mes? Cuanto aumentaría tu productividad

Como los apliqué

Déjame contarte como aplicaba estas claves, cuando empezaba a hacer mi vida productiva.

Cuando inicié con el control de hábitos, utilicé un control semanal, porque (como te dije) sentía que un mes era demasiado tiempo.

Entonces lo que hacia era sentarme el domingo por la tarde y comenzar a definir que metas o hábitos quería lograr, no colocaba tantos para no exigirme tanto.

Después por las mañanas con todo y la flojera, repartía “solo por hoy” me levantare a las 6, “solo por hoy” meditare 10 minutos, solo por hoy hare 10 minutos de ejercicio, “solo por hoy…” “solo por hoy…”,”solo por hoy….”

Por las noches colocaba con colores las actividades que había realizado con éxito y al fin de un mes, me di cuenta de que ya hacia las cosas sin tener que pensar en que solo lo tenía que hacer un día.

En verdad es gratificante.

¿Por qué hablo de esto como un método para principiantes que quieren tener una vida productiva?

Muy simple, yo intenté hacer muchísimas cosas que según expertos y yo eran métodos infalibles. La realidad es que no existe un método completamente infalible, porque todos somos diferentes.

Para mi esta fue la clave para poder iniciar una vida productiva, ir de poco a poco. Té recomiendo que, si te cuesta demasiado cumplir con tus metas o hábitos, lo hagas. Porque así lo harás de forma moderada y con muchísimo menos presión.

Recuerda que de nada sirve levantarte mañana a las 5:00 am, hacer dos horas de ejercicio y trabajar 10 horas seguidas si no eres capaz de ser constante.

Mas vale hacer menos, pero siendo constante. Por ejemplo: levántate a las 6:30 am , hacer 10 minutos de ejercicio y dedicar 4 horas bien enfocadas al trabajo. Ya el próximo mes le restas a la hora de levantarte(6:00 am), etc.…

Enfócate en cada actividad, pero de forma útil.

Esto es lo que a mí me funcionó cuando apenas iniciaba en todo esto de una vida productiva. Espero que te sirvan estos pequeños consejos y claves.

Ya sabes que si te gustó este post lo puedes guardar en Pinterest

Aquí te dejo un kit que incluye un control mensual y semanal de hábitos o metas, escoge el que mejor se adapte a ti.

Yo te mando un besito y nos vemos la próxima semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »